Mi tierra

En las últimas semanas estuve con extranjeros en mi querida tierra disfrutando de retreats de los que tanto me gustan, internados en montañas ticas.

Heredé de Papi ese amor por la naturaleza y de Mami el patriotismo por mi tierra. ¿Qué mejor país para los amantes de la naturaleza que Costa Rica? Donde se pasa del mar a la montaña en un toque, donde se va del Atlántico al Pacífico en poquitas horas, donde somos los dueños de un porcentaje importante de la biodiversidad mundial y otros numerillos que nos colocan en los primeros lugares del planeta.  Hace unos días que estábamos viendo un partido de la Selección Nacional mis sobrinas se reían porque me levanté a cantar el Himno Nacional con la mano en el corazón, lágrima en el ojo y un nudo en la garganta de la emoción. Cuando me vieron la cara se dieron cuenta que no era gracioso, que era profundo y serio.  Soy amante de la naturaleza y patriota.

Tengo un chip incorporado que ama lo verde, el cielo azul, las montañas, los ríos, la paz, la gente pura vida, que hace que se me salgan las lágrimas cuando canto el Himno Nacional el 14 de setiembre a las 6:00 pm para celebrar nuestra independencia … creo que todos los ticos lo tenemos.

Estos amigos se han ido fascinados, encantados y enamorados de este paraíso. Quieren volver. No se cansan de decirme lo afortunados que somos.

Pongamos nuestro granito de arena: seamos amables, reciclemos, gastemos menos agua, cedamos el paso, sonríamos y demos las gracias, compremos y apoyemos lo nacional, vayamos a votar. Critiquemos menos este gobierno y expandamos la buena vibra. Hagamos algo. Algo bueno.

Y al mejor estilo de Hugh Grant como Prime Minister en Love Actually les recuerdo que seremos un país pequeño pero somos un país grandioso, el país de mi Tía Panchita, de Mamita Yunai, del polémico Cocorí, de las garantías sociales, de los desfiles de faroles y abanderados el 15 de setiembre, somos el país sin ejército, el país que tiene una escuela en cada pueblito, el país de Marfil, La Banda y Gaviota, somos el país tuanis del gallo pinto donde tomamos yodo, y somos el país de Frankling Chang, de Keylor Navas y de la Gloriosa Selección Nacional que nos llevaron a vivir un sueño.

Desde el río Talari en las faldas del Cerro Chirripó me despido con una sumergida sanadora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s