Los viajes. Los cortos y los largos.

Los viajes son lindos. Los aviones un transporte glamoroso, de cierta clase social -decían antes- hasta se viajaba vestido elegantemente. ¡Vaya manera de vestirse la de mi madre para un viaje! Aunque lo de glamoroso no aplica para la señora dulce que viene al lado mío y que se preocupó por pedir mi comida mientras fuí al baño pero que se viene escarbando los dientes después de comer con ese sonido de soplar aire -o más bien jalar aire- que tanto me molesta. Pierde puntos por eso.

Los aeropuertos son un lugar de partida o de llegada (en este momento pienso que suena lindo que los viajes son el principio o el fin de algo) donde casi siempre hay alegría, alivio o tristeza. Hay sonrisas, lágrimas de varios tipos, un apretón de manos y muchos abrazos de todo tipo. Un lugar donde los enamorados se reencuentran. El lugar donde algunos llegan para trabajar por unos días, otros en busca de una nueva oportunidad por el resto de sus días o simplemente para disfrutar un lugar por varios días.
Es un lugar donde los familiares se encuentran para estar juntos o regresan a casa después de meses o años de no verse. El lugar donde algunos llegan después de estudiar afuera de su país con la ilusión de empezar una nueva vida.
Todo esto lo he visto muchas veces mientras espero a alguien. Me encanta hacerme historias de cada llegada. Al menos todas las anteriores, me las he creado en mi cabeza por lo que veo mientras espero.
También el lugar donde llega la gente para despedirse de un ser querido. Peor aún desde mi punto de vista, donde algunos que ya se han ido, llegan para descansar por siempre.
Algunos viajeros llegan a tiempo para despedirse, a otros nos avisan que ya se fueron.
Hace 15 años el viaje no fue glamoroso, mucho menos un viaje lindo. Ha sido el peor de mi vida. Me avisaron que él se había ido. Se fue antes de tiempo. Mucho antes de tiempo. Se fue sin avisar. Se fue sin esperarlo. Ninguno de nosotros lo esperaba.
Era la quinta vez en mi vida que Aquella venía sin anunciarse. Todas han sido duras para mí. De gente joven. Las de mis 3 abuelos no cuentan, se fueron un poco antes de tiempo para mi gusto pero lo de los abuelos es lo natural -supuestamente. Todo nace, crece, se multiplica y muere – decía mi libro de Science mientras con un dibujo me explicaba el ciclo de la vida de una mata. Ojalá fuera así de sencillo.
Nos preparan para que los viejitos se vayan antes. ¿Y los jóvenes? Se convierte en una tragedia. Es algo antinatural.
Esta vez, en el mismo día, un quince (maldito quince que se repite por cuarta vez. No es normal.), se fue otro. Algunos teníamos la esperanza de que se fuera a quedar más. Pero no se pudo. Creo que quería quedarse aquí pero no lo dejaron. Me han dicho que a veces uno escoge cuándo irse. ¿Será? ¿Nos darán ese privilegio? ¿O es lo contrario a un privilegio?
Jueputa muerte que nunca avisa. Casi nunca, nunca, se le invita pero como sea aparece. Tarde o temprano. No nos preparan para recibirla. Al menos no en mi religión o en mi caso.
Este olor del whisky me recuerda cuando Papi llegaba en las noches del trabajo y se servía un trago en un vaso bajo con mucho hielo y me enseñaba cómo jugar ajedrez. Seguro eso lo relajaba. Antes no me gustaba el sabor del whisky pero el olor me encantaba. Ya se juntaron sabor y olor. Posiblemente mi paladar se ha refinado un poco… Aunque ¿quién decide qué es fino y qué no lo es? De lo que sí estoy segura es que mi paladar ha cambiado. La vida cambia todo. Papi me decía hace unos días: “no sé si lloro al hijo o al hermano….” Y el corazón se me resquebraja. En silencio pensé que lloraba a todos los del día quince.
Los viajes… Siempre me han causado ansiedad. Y según yo, todavía no sé por qué.
Otro whisky, por favor. Con mucho hielo.

20 de abril, 2016/San José-Bogotá

 

 

 

Anuncios

3 comentarios en “Los viajes. Los cortos y los largos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s